María Luisa Carcedo reivindica la necesidad de transformar el sistema sanitario para abordar la cronicidad

03 Octubre 2019

Jornadas y Congresos

María Luisa Carcedo, ministra de Sanidad

Así lo ha manifestado la ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social en funciones durante la inauguración del III Congreso POP, organizado por la Plataforma de Organizaciones de Pacientes. Este encuentro, que se celebra los días 3 y 4 de octubre en el Palacete Duques de Pastrana, reúne a expertos del ámbito social y sanitario para abordar temas como la humanización, la innovación o la sostenibilidad del sistema sanitario.

La ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social en funciones, María Luisa Carcedo, ha apostado por “transformar el sistema sanitario para poder abordar la cronicidad” ya que “el aumento de la esperanza de vida está haciendo que cambie el perfil de los pacientes y cada vez haya más personas con enfermedades crónicas o con pluripatologías”. “Esta transformación debemos hacerla teniendo en cuenta la humanización, la mejora de la protección social, la universalización de la atención sanitaria y la mejora del estado del bienestar”, ha indicado.

Carcedo ha hecho estas declaraciones durante la inauguración del III Congreso POP, una iniciativa organizada por la Plataforma de Organizaciones de Pacientes cuyo objetivo es generar espacios de diálogo y debate que contribuyan a la transformación necesaria del sistema sanitario y social contando con la participación real y efectiva de los pacientes.

Durante la inauguración, que ha tenido lugar el Palacete Duques de Pastrana, la ministra en funciones ha estado acompañada por la directora general de Instituto de Salud Carlos III y representante del Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades, Raquel Yotti; el presidente de ONCE, Miguel Carballeda; el secretario de la Junta Directiva de la POP, Alfredo Castresana, y la presidenta de la POP, Carina Escobar.

Carcedo ha puesto en valor “la participación efectiva de los pacientes en la toma de decisiones sobre su salud ya que no se entiende hablar de ellos sin contar con su visión”. “Gracias por seguir picando a las puertas de los ministerios sociales y sanitarios para seguir construyendo este estado de bienestar para conseguir una convivencia más justa y que no se deje atrás a nadie”, ha concluido la ministra en funciones dirigiéndose a las organizaciones de pacientes.

Por su parte, Raquel Yotti ha identificado como clave en el sistema sanitario “el impulso y el motor de la ciencia del conocimiento”, asegurando que “si somos capaces de que la ciencia y la sanidad resuenen en la misma dirección, vamos a lograr grandes cosas en beneficio de la sociedad”.  En este sentido, ha incidido en la importancia de “aunar fuerzas”, teniendo muy presente a los pacientes.

Asimismo, Miguel Carballeda ha indicado que “para los pacientes y las personas con discapacidad el trabajo de todos los ministerios es importante, pero el de Sanidad es vital, ya que se ocupa de las competencias sanitarias y de servicios sociales”. “Las personas con discapacidad nos encontramos muchos problemas en el día a día, de modo que tenemos que aportar todo lo que esté en nuestra mano para conseguir que el futuro de la sanidad española y de las personas con discapacidad sea mejor”, ha manifestado.

Finalmente, Carina Escobar ha indicado que el sistema sanitario “ha cambiado, pero también lo ha hecho el perfil del paciente”, por ello ha abogado por “abordar el problema de la cronicidad como eje principal del sistema social y sanitario, ya que se estima que las enfermedades crónicas serán la principal causa de discapacidad en España en 2020”. “Esta transformación que necesita nuestro sistema pasa por generar espacios de diálogo formal, de reflexión del propio sector, de intercambio de experiencias de desarrollo de conocimiento. Con este espíritu, hemos organizado este congreso”, ha manifestado.

PROTECCIÓN SOCIAL DE LA CRONICIDAD

El congreso ha continuado con la conferencia del director de SI-Health y ex consejero de Sanidad del País Vasco, Rafael Bengoa, quien ha impartido una ponencia sobre ‘El sistema sanitario en tiempos modernos’. Bengoa ha apuntado que “aunque tenemos un buen sistema de salud en España, no tenemos el mejor sistema del mundo para crónicos”, debido a que “lo que vivimos es una fragmentación”.

En esta línea, ha animado a desarrollar una transformación del sistema desde la estructura organizada actual hacia una integración local. “No nos faltan instrumentos de gestión, lo que falta es implementarlos en la dirección que queremos”, ha puntualizado. Bengoa, quien apuesta por invertir en la atención primaria, ha pospuesto avanzar “hacia alguna norma legal para que se vinculen los sectores sociales y sanitarios”.

Tras su conferencia, Bengoa se ha sumado a una mesa redonda sobre la protección social de las personas con enfermedades crónicas. La ponencia ha contado con la participación de la subdirectora general de Calidad del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, Yolanda Agra; el investigador del proyecto europeo ‘Chrodis+’ del Instituto de Salud Carlos III, Iñaki Imaz-Iglesia, y el presidente de la Asociación Juristas de la Salud, David Larios. Estos expertos han evidenciado “la desprotección social que existe en España” para las personas con enfermedades crónicas, especialmente el diálogo se ha enfocado en el impacto laboral que tiene la enfermedad en la vida de estas personas.

Agra ha reivindicado la necesidad de una participación “más activa” desde las políticas del estado a través de planes estratégicos a nivel nacional y en la evaluación de los mismos, y a nivel micro formando parte de los comités de los hospitales o los consejos de Sanidad, entre otros.

Asimismo, Imaz-Iglesias ha señalado que “solo la cuarta parte de las personas con enfermedades crónicas de Europa están trabajando” y ha apuntado que para mejorar esta situación hay que “hacer actuaciones en ámbitos micro para favorecer su integración laboral”.

“Hay que trabajar para que el reconocimiento de la discapacidad no sea el único que se tenga en cuenta para fomentar su inclusión en el ámbito laboral”, ha puntualizado.

Por su parte, Larios ha considerado que para evitar las situaciones de desprotección de las personas con enfermedades crónicas “se necesitan más intervenciones por parte de diversos ministerios y que actúen de forma coordinada”. “Para abordarlo, hay que llamar a los políticos porque ellos tienen la iniciativa legislativa para realizar modificaciones centradas en el apoyo a las personas con enfermedades crónicas”, ha explicado.

Finalmente, Carina Escobar ha indicado que la cronicidad no tiene edad, de hecho “según el INE, en España hay 1.313.400 niños entre 0 y 14 años que tienen alguna enfermedad crónica diagnosticada, es decir, un 19% de la población infantil”, además ha añadido que “las personas con enfermedades crónicas representan el 80% de las consultas de atención primaria, el 60% de las hospitalizaciones y el 70% del gasto sanitario español”. “Debemos abordar este reto, principalmente el de aquellas personas con pluripatologías y polimedicadas que van a requerir una gran atención sanitaria y social, porque no podemos seguir abordando lo uno y lo otro como cuestiones separadas”, ha concluido.

III CONGRESO POP

La tercera edición del Congreso POP continuará este jueves por la tarde con distintas ponencias en las que se abordará la innovación en salud, la medicina personalizada, la humanización y la sostenibilidad del sistema sanitario, entre otros temas. Además, todas las conferencias girarán en torno a la necesidad de situar al paciente en el centro del sistema sanitario y conseguir que sean pacientes activos, informados y empoderados. El encuentro finalizará este viernes con una formación sobre recursos públicos de información al paciente que será inaugurado por la directora de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), María Jesús Lamas.